• Armonía entre el cuerpo y el alma
    Shima Digitopresión
    CONTINUE

HISTORIA DE DIGITOPRESIÓN

  • Shima Digitopresión
  • Guadalajara, Jalisco. México
  • Teléfono: (33) 3129-4333
  • E-mail: karlaguinea@me.com

¿Cuándo empezó la Digitopresión?

 

Los orientales buscaban la forma de armonizar la fuerza vital, la que actualmente conocemos como Chi o Qi (energía), y descubrieron que estimulando ciertas partes del cuerpo con la yema de los dedos o con piedras, podían curar algunas enfermedades y padecimientos, podríamos decir que este fue el inicio de la digitopresión y la acupuntura.

La digitopresión es considerada la madre de la acupuntura, solo que no existen datos acerca de cuando o como inició. Lo únicos datos que podemos encontrar, se encuentran dentro del texto que fundó la Medicina Tradicional China con métodos de curación, y que contiene todos los conocimientos médicos ancestrales llamado “Canon de la Medicina Interna del Emperador Amarillo Huanh-Ti (Nei King So Ouenn)”, en el siglo 2 a.C.. Por lo tanto la historia de la digitopresión se remonta a los mismos datos históricos que la acupuntura. La digitopresión y la acupuntura se desarrollan después de un largo periodo de remisión, dentro de la Dinastia Shang (1558 a.C.). Conforme fueron pasando algunas generaciones se empezaron a desarrollar dibujos con meridianos. Años más delante cuando la cultura china llega a la Dinastía Sung (420 a.C.) el emperador ordenó una estatua de bronce, una estatua llena de agujeros que corresponden a los puntos de acupuntura, la cual aún podemos encontrar en Pekin. Y no fue sino hasta la guerra civil que precedió a la llegada al poder de Mao Tsé Tung, que la digitopresión y la acupuntura volvieron a ocupar un lugar dentro de la MTC.

Actualmente, la digitopresión se enseña en Oriente dentro de las principales Universidades Médicas Tradicionales Chinas, en donde los que la practican gozan del mismo nivel de respeto profesional que un médico.

Debemos tener algo muy claro, la digitopresión trabaja específicamente con el aspecto energético, buscando los desequilibrios en los meridianos, drenando excesos energéticos, eliminando toxinas y desbloqueándolos, para así llevar al cuerpo físico, mental y emocional a un estado de equilibrio y armonía.